Publicado 09-09-2019

El delantero, quien fue dirigido por Siboldi en Santos, habla de las cualidades del nuevo estratega de La Máquina

En una nueva revolución en Cruz Azul, ahora será Robert Dante Siboldi el dueño del timón y encargado a cumplir el objetivo, casi sueño, de volver a ganar el título de la Liga.

Jugadores que fueron dirigidos por el exportero uruguayo lo consideran un director técnico que mantiene una buena relación con sus pupilos, cercano al equipo, franco, disciplinado en el trabajo y duro cuando las cosas no salen como desea.

“Es estricto, pero saca lo mejor de cada jugador, porque es muy cercano. Lo más importante es que siempre te habla con la verdad, siempre va al frente, te dice en lo que estás bien, en lo que estás mal y eso es muy importante para el jugador porque hay entrenadores que no te dicen nada ni en lo que estás fallando”, dijo a RÉCORD, Javier Orozco, quien fue dirigido por Siboldi en reservas, Segunda División, Liga de Ascenso y Primera de Cruz Azul y lo volvió a encontrar en Santos.

Diego Gutiérrez, exportero de las Fuerzas Básicas de La Máquina, que jugó en la Liga de Ascenso con Pumas Morelos, recuerda que cuando Robert Dante dirgía a las reservas de La Noria se respiraba un ambiente ameno, pues el entrenador se daba el lujo de bromear con los futbolistas. El trato dio resultados, pues llegaron hasta la última instancia con la generación de Edgar Andrade, César Villaluz y Pedro Valverde.

“Era un excelente entrenador, no sé si porque estábamos muy chavos y el aún estaba en el modo de jugador, pero siento que tenía buena química con nosotros. Eso se notó pues en su primer torneo, cuando nos llevó a la Final contra Veracruz. A veces siento que se le olvidaba que era el técnico y era uno más del equipo; creo que tenía el respeto de nosotros, quizás por la figura que nos representaba”, dice el exguardameta.

Además, los exdirigidos por el charrúa coinciden en que Robert Dante caerá bien en la institución, debido a que siente los colores del equipo que marcha en el lugar 11 de la tabla general, pues fue con el Azul donde dio sus primeros pasos en el timón.

“Tiene una espinita clavada; siempre me dijo que quería dirigir al Cruz Azul. Cuando uno sale de casa, le gusta regresar y hacer las cosas mejor, siente la camiseta” dice el Chuletita. “Siento que sabe muy bien lo que hace y creo que el equipo está en muy buenas manos”, complementa Gutiérrez.


Instagram
 
Youtube
 
Facebook
 
Facebook
 
Periscope
 
Twitter